noticiasdelfrente

Red Universitaria de Comunicación

>La FUA y la FEUU reclaman a Correa por la detención de Marcelo Rivera

>

Ecuador | Reclamo de estudiantes universitarios de Argentina y Uruguay

Las más importantes e históricas organizaciones de estudiantes universitarios de Argentina (FUA) y de Uruguay (FEUU) visitaron a Marcelo Rivera Presidente Nacional de la FEUE, quien se encuentra detenido desde hace más de un año acusado de terrorismo.

Gabriel Bermúdez dirigente universitario de Uruguay, expresó su total respaldo a Marcelo Rivera y al movimiento estudiantil ecuatoriano que viene siendo víctima de la persecución política por parte del régimen. Bermúdez informó al presidente de la FEUE, que hace varias semanas atrás el economista Rafael Correa visito su país y solicitó una reunión con la FEUU de Uruguay, quienes le manifestaron que lo recibirían con la condición de que puedan expresarle de forma directa algunas inquietudes de los universitarios uruguayos, entre ellas, la detención del líder de la FEUE Marcelo Rivera. El presidente Correa escuchó los planteamientos de los dirigentes de la FEUU y sobre el caso Rivera, el presidente Correa señaló textualmente que “Marcelo Rivera es un dirigente de extrema izquierda, de esa izquierda infantil a la que hay que combatir…”.

Esta declaración confirma la verdadera intensión que tiene el régimen de Correa con la detención del Presidente de la FEUE.

Por su parte, Leonardo Moyano, en representación de los universitarios Argentinos, expresó su más profunda preocupación por la persecución política que se está desarrollando en el Ecuador bajo la acusación de “terrorismo”, mucho peor dicha acción viene de un gobierno que se autoproclama de izquierda. Moyano indicó que en la FUA se viene debatiendo esta problemática y se ha resuelto levantar una campaña de solidaridad y respaldo con el presidente de los universitarios ecuatorianos Marcelo Rivera a quien consideran preso político del gobierno de Correa.

La relación de la FUA y la FEUU con el movimiento estudiantil ecuatoriano y su organización la FEUE es histórica y de larga data. Estas Federaciones han luchado hombro a hombro en defensa de los principios democráticos de la universidad latinoamericana y por el fortalecimiento de la unidad estudiantil en la región. La solidaridad con el movimiento estudiantil ha sido una constante entre las Federaciones Estudiantiles.

Estos acercamientos se desarrollan en el marco de la convocatoria al Congreso Latinoamericano y Caribeño de Estudiantes CLAE, evento que reúne a más de 5 mil delegados estudiantiles de todas las universidades de la región. Este congreso estudiantil se desarrollará en agosto de este año en Uruguay. Los representantes de la FUA y la FEUU manifestaron que llevarán un informe detallado de la situación en Ecuador y resolverán acciones de solidaridad en todo el continente.

Fuente: http://feuenacional.blogspot.com/ 
Anuncios

10 mayo, 2011 Posted by | América Latina | Deja un comentario

>Policías y militares reprimen a profesores y estudiantes

>

<!–[if !mso]> st1\:*{behavior:url(#ieooui) } <![endif]–>
Honduras | Contra la privatización de la educación pública
[28.03.11] Esa es la respuesta dada a las manifestaciones de alumnos y profesores hondureños que luchan contra la privatización de la educación pública en Honduras. Las movilizaciones de este mes terminaron con la muerte de una profesora, decenas de heridos y por lo menos 20 educadores/as presos/as. La mañana del 28 de marzo se caracterizó por una nueva ola de violencia. Esta vez contra el pueblo garífuna, que realizaba acciones en apoyo a las manifestaciones de los profesores y de la población hondureña en resistencia.
Las protestas del pueblo garífuna tampoco fueron inmunes a la violencia policial. Informaciones indican que hoy a la mañana policías desalojaron violentamente las movilizaciones pacíficas que la población realizaba contra la represión cometida contra profesores y hondureños en resistencia. Además de apoyar las manifestaciones hondureñas, los garífuna también pedían respeto por los territorios ancestrales y de la comunidad de Triunfo de la Cruz.
La acción policial del 28 terminó con la agresión y detención de Mirian Miranda, identificada como líder garífuna. De acuerdo con noticias de defensoresenlinea.com, Mirian está en una cela policial en Tela, en el departamento de Atlántida.
Ya hace más de tres semanas que docentes y policías hondureños se enfrentan en manifestaciones por el respeto de los derechos de los/as profesores/as y contra la privatización de la educación pública. El viernes pasado (25 de marzo), una decisión judicial envió a 20 profesores a las prisiones hondureñas. Los 15 profesores detenidos fueron a la Penitenciaría Nacional mientras que las cinco profesoras fueron a la Cárcel de Mujeres.
Los/as 20 docentes fueron acusados/as de delitos por participación en manifestaciones ilícitas y, según informaciones de defensoresenlinea.com, el juez responsable del caso “ni siquiera abrió los sobres que contenían la información documental sobre los arraigos de los y las imputadas, sino que se limitó a dar por cierto lo que la policía y la fiscalía señalaron como delitos Asociación Ilícita, Daños a la Propiedad, Sedición, sin tener pruebas contundentes”.
Estos no fueron los únicos casos de represión ocurridos durante las manifestaciones de los profesionales de la educación. La semana pasada, policías entraron en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah) y lanzaron bombas lacrimógenas contra profesores, estudiantes, trabajadores y familiares de alumnos que estaban en el lugar.
En respuesta, los damnificados arrojaron botellas y piedras para defenderse de los ataques cometidos por policías y militares que estaban con la cara cubierta. La acción dio como resultado 36 personas heridas y la detención del estudiante Gilberto Valladares.
El pasado 18 de marzo una represión parecida interrumpió la vida de la profesora Ilse Ivania Velásquez, quien, después de ser afectada por una bomba lacrimógena, cayó al suelo y fue atropellada por un auto que intentaba salir de la confrontación y no vio a la docente a causa de la nube de gas. El episodio sucedió durante la acción policial contra manifestaciones de docentes en las proximidades del Instituto de Previsión de Magisterio (Inprema).
Fuente: ADITAL – Noticias de América Latina y Caribe

2 abril, 2011 Posted by | América Latina, internacionales universidad, Universidad y Sociedad | Deja un comentario

>Juguemos a la democracia mientras el marine no está

>Venezuela | ¿Barajar y dar de nuevo?

Por Aram Aharonian

Periodista y docente uruguayo-venezolano, director de la revista Question, fundador de Telesur, director del Observatorio Latinoamericano en Comunicación y Democracia (ULAC).
http://alainet.org/active/41193

La realidad venezolana nos muestra medio vaso lleno y medio vaso vacío. Una realidad que le deja un gustito muy amargo al movimiento bolivariano, pese a casi un centenar de diputados electos a la unicameral Asamblea Nacional de 165 miembros, y un sabor dulzón a una oposición que, entre otras cosas, deberá demostrar que eso de converger en una Mesa de Unidad Democrática es mucho más que un estado de ánimo coyuntural.

Las alarmas comenzaron a sonar dentro del chavismo, que se enfrenta a una situación inédita en los últimos cinco años: para poder avanzar en la profundización de la revolución bolivariana deberá aprender a negociar (¿en un escenario bipartidista al mejor estilo de las democracias representativas o reclamativas?), porque no se logró la meta de las 110 curules, que aseguraba una mayoría absoluta.

La derecha avanza sobre las conquistas y condiciona la posibilidad de avanzar con leyes que profundicen las pendientes reformas del Estado, la del modelo económico y la cultural. Para Aristóbulo Istúriz, dirigente del PSUV, desde enero, los asambleístas tendrán la oportunidad de debatir “el socialismo versus el capitalismo”.

El propio presidente Hugo Chávez, ante periodistas de todo el mundo, ofreció el cuadro de situación: “obtuvimos 98 diputados de un total de 165. Es el 59, 39 % (casi 60%) y estuvimos a un diputado de una de las mayorías calificadas (la de los 3/5). El bloque contrarrevolucionario obtuvo 65 diputados, el 40% de los curules. El PPT sacó 2 diputados en Amazonas”.

Añadió que el PSUV ganó en 18 de los 24 estados del país y habló de los empates en los estados Miranda y Sucre: “De los 87 circuitos ganamos en 56 de ellos, el 64%. Ellos ganaron en 30 circuitos, es decir, el 36%, y el caso de Amazonas, 1%”.

Los opositores han dicho y repetido que ya somos la nueva mayoría, señaló el Presidente. “Si se creen mayoría, entonces convoquen a un referendo revocatorio… Háganlo… ¿Para qué esperan dos años?”, sugirió Chávez en alusión a los próximos comicios presidenciales de finales de 2012.

La realidad cotidiana determinó la conducta del ciudadano, que fue a votar o prefirió quedarse en casa, de acuerdo a la gestión administrativa de su localidad y a la convocatoria de los candidatos presentados a la lid: la abstención fue poco más de una cuarta parte del padrón del 17,5 millones de ciudadanos.

Dos preguntas saltan al observar el cuadro de situación: ¿es posible una reconciliación de clases? ¿Es posible no tener en cuenta el tablero del ajedrez global, donde las reservas petroleras y gas de Venezuela son miradas con cariño por Estados Unidos y otras potencias?

Más allá de su resultado, estos comicios cambiaron el panorama político venezolano y el país pasará a otra etapa, quizá más conflictiva, casi dividido por mitades, convertido en una de las más preciadas piezas del ajedrez estratégico global ante la apetitosa mirada de las principales potencias del mundo que se disputan sus recursos naturales.

La realidad muestra que el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) cuenta con el Poder Ejecutivo, mayoría en la Asamblea Nacional, una maquinaria capaz de movilizar a millones, y unas Fuerzas Armadas que son, institucionalmente, parte del proceso. En la otra vereda, existe una montonera de partidos fragmentados, cuyo único referente es Hugo Chávez y el sueño de retomar los privilegios de clase que tuvieron durante décadas.

Las dos terceras partes del Asamblea eran necesarias “para consolidar la hegemonía y debilitar las viejas fuerzas” (Chávez dixit). De lo contrario se presagian serios y peligrosos conflictos, que pudieran generar situaciones de desestabilización política, parálisis de leyes que fortalezcan el poder popular y permitan la construcción de una economía de carácter social, contraria a las leyes del mercado. No hay que olvidar que en la AN se eligen también a los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, rectores del CNE y del Poder Ciudadano (Fiscal, Contralor, Defensor del Pueblo).

“Está bien que la oposición participe en la AN, porque ese era su lugar natural. Lo que pasó es que se retiraron en 2005, unas horas antes de abrirse el proceso, para tratar de deslegitimarlo y además con la esperanza de que los marines estadounidenses les hicieran el trabajo sucio de sustituir al presidente Chávez”, dijo el embajador ante la OEA y electo diputado al Parlamento Latinoamericano, Roy Chaderton, quien recordó que la oposición logró 20 diputados menos que en 2000. “Ojalá que cese en la locura permanente en que vive y venga a participar del juego democrático”, precisó.

María Corina Machado, participante del golpe de 2002, amiga de George Bush, una de las figuras emblemáticas de la oposición y precandidata presidencial, señaló que todo “está muy claro. Venezuela le dijo no al comunismo a la cubana. Venezuela le dijo sí a un camino de construcción democrática y nosotros ahora tenemos la legitimidad de los votos de la ciudadanía; somos los representantes del pueblo”.

El director de la encuestadora Datanálisis, Luis Vicente León, destacó que la oposición tiene una oportunidad de oro de consolidarse. “Tenía mucho tiempo sin poder presentar triunfos que oxigenen a sus seguidores, que les muestren que Chávez es derrotable. El reto ahora es pasar de la articulación electoral a la verdadera articulación política. La MUD es por ahora un grupo organizado para unos comicios, sin una propuesta común de país”, dijo.

Axel Carriles, siquiatra, uno de los conductores ideológicos de la oposición, financiado por la Nacional Endowment for Democracy, expresó que “Lo importante es haber alcanzado un espacio de poder institucional”.

Las tres erres

La bronca en los barrios es grande. También, dicen, en el Palacio de Miraflores. Hace tres años, cuando se fracasó en el referendo constitucional, se habló de las necesarias 3 R (revisión, rectificación y reimpulso) como el paso inmediato e imprescindible para continuar con los cambios revolucionarios. Pero eso no pasó de lo reclamativo.

La bronca es grande, porque esos millones de ciudadanos que pasaron de ser objeto a ser sujetos de política, ahora demandan una mayor participación, que los incluya en el diseño de los planes: la demanda hoy es de profundizar la democracia, limpiar de corrupción, ineficacia e ineficiencia la administración pública, terminar con la inseguridad y detener la inflación.

A la masa chavista no le basta con quedarse con el discurso de que es la acción de la derecha nacional y los apoyos de gobiernos y ONGs extranjeros (Estados Unidos, España, Holanda, principalmente) la que impide los avances. Sin duda se ha producido un pase de factura a la ineficiencia, ineficacia y corrupción de la administración, la pérdida de calidad de vida, la falta de una cultura socialista que moldee al hombre (y la mujer) nuevos.

La realidad muestra que ese 80% de la población, que ha sido largamente beneficiada por las medidas sociales del gobierno bolivariano, no constituye un conglomerado sólido de apoyo a la Revolución Bolivariana.

Dice Martín Guedez que a la Revolución Socialista hay que garantizarla hasta colocarla a salvo de los sustos propios del juego eleccionario burgués. Marcelo Colussi señala, por su parte, que o se construye el socialismo o se continúa con un capitalismo de rostro humano, pero las dos cosas al mismo tiempo, un producto híbrido, no es posible.

Colussi plantea otra interrogante: ¿es posible construir socialismo amparándose en la figura omnipresente del presidente, o eso es un límite insalvable? La construcción del socialismo no puede ser apenas una marea roja-rojita de camisetas, llena de consignas, ni tarea de un aparato, una maquinaria partidista. El PSUV no puede ser a la vez partido y gobierno y mantener en la nebulosa la diferenciación entre Estado, gobierno y partido.

Otros se preguntan dónde está la causa de esta merma sostenida en la votación bolivariana y se responden que, sin dudas, la causa generadora de la tendencia negativa reside en la ideología pequeño burguesa que hegemoniza el proceso desde el triunfo sobre el golpe de abril, que propone una mezcla de capitalismo con Socialismo, que en lo económico mantiene la fragmentación capitalista y en lo social dispersa las unidades organizativas.

Para Antonio Aponte, se deben tomar algunas medidas: preservar el liderazgo de Chávez, no desencadenar cacería de brujas porque impediría recomponer el rumbo y dejaría la deficiencia como un simple mal comportamiento personal, y realizar una rectificación profunda del rumbo, revirtiendo la tendencia de desgaste, lo que es posible ahora por el alto grado de la conexión que mantiene Chávez con el pueblo.

No serían descartables nuevos ajustes en la economía, que inevitablemente significará pérdida de calidad de vida para las mayorías, lo que sería un problema para asegurar que en las elecciones presidenciales del 2012, más allá de todo su carisma, vuelva a imponerse Hugo Chávez. Por ahora, la oposición no tiene un referente para hacerle frente al líder bolivariano.

Los resultados son parte de una tendencia que se viene sucediendo desde 2007: los ciudadanos se comportan de manera distinta cuando está en juego la figura presidencial. Cuando se trata de referendo revocatorio, elección presidencial, o la enmienda reciente que permite la reelección continua, los venezolanos han participado masivamente y la relación de la votación fue de un 6/4 a favor de la opción de Chávez, como lo fuera en la primera elección, en diciembre de 1998.

Pero cuando se trata de elecciones parlamentarias, de gobernadores, alcaldes, municipales, etc. la situación cambia y la tendencia es más dispersa. En las últimas elecciones de gobernadores (2008), en el Distrito Capital, y los estados Zulia, Miranda, Lara, Carabobo, Anzoátegui, Nueva Esparta y Táchira, donde se encuentran las ciudades con mayor población, fueron elegidas autoridades de grupos opositores.

En estas elecciones parlamentarias, el PSUV pudo recuperarse la capital, Lara y Carabobo, logrando la mayoría de los cargos en disputa. En otros casos la tendencia se ha repetido y ampliado, por ejemplo en el estado Zulia la oposición obtuvo 13 diputados de 15 posibles.

Mientras la oposición tiende a la convergencia, que se concretó en la Mesa de la Unidad Democrática como movimiento electoral, a medida que pasa el tiempo los grupos de la coalición “revolucionaria” se van dispersando.

Pareciera lógico que la oposición quiera modificar las más de 150 leyes sancionadas entre 2001 y 2006 por una asamblea monolítica, cuando reformuló la regulación del poder regional, restando presupuesto y competencias a gobernaciones y alcaldías para traspasarlo a organizaciones comunitarias.

Aunque muchos piensan que el plan A de la oposición sigue siendo la desestabilización y el golpismo, la participación electoral parte de la comprensión de que el golpe cívico-militar no está al alcance de su mano. El sueño de algunos dirigentes opositores, al alcanzar un tercio de curules en la Asamblea Nacional, es instalar desde allí una situación desestabilizadora similar a la que padeció el presidente de Honduras, Manuel Zelaya en junio 2009. Si bien ambas realidades son diferentes, el temor es que si esta situación se planteara, no tardaría en llegar, bajo cualquier excusa o sin ninguna, la visita de los marines, la invasión militar de Estados Unidos.

Sin dudas, un debilitamiento del chavismo, junto a la caída del precio del petróleo obstaculizaría los planes integracionistas a escala latinoamericana, como el Banco del Sur o los oleoductos, gasoductos y negocios bilaterales, además de la construcción del sucre como moneda única de intercambio, el apoyo a los pequeños países caribeños y centroamericanos de la Alba y a Cuba y el papel de Caracas en la construcción de la UNASUR.

Lo que se juega hoy en Venezuela es la necesidad de más democracia. O sea, de una movilización y participación decisiva de las grandes mayorías, convertidas en actores sociales, pero lejos aún de una participación protagónica en los destinos del país. Ahora, el desafío es construir el socialismo desde ese abajo que se mueve: desde arriba lo único que se construye es un pozo.

2 octubre, 2010 Posted by | América Latina | Deja un comentario

>Estado de excepción en Ecuador‏

>

Entre la odisea del socialismo y el diseño estratégico para la región
Juan Francisco Coloane (especial para ARGENPRESS.info)

El movimiento de tropas que afecta la estabilidad política en Ecuador no es sorpresivo. Por el contrario, refleja un estado de situación que venía proyectándose desde que el Presidente Rafael Correa comenzó a revertir las prerrogativas de los enclaves tradicionales de poder. Uno de esos enclaves ha sido el ejército ecuatoriano, que ha mantenido un interés marcado por el ejercicio de la política y en el asumir la jefatura del Estado.

Es difícil anticipar qué podría ser, si es un golpe movimiento para saldar cuentas pendientes internas o es el diseño estratégico para la región. En ambos casos es grave, aunque sería gravísimo que fuera más de lo último. Honduras con Zelaya vienen inmediatamente a la mente.
No parecía creíble que Estados Unidos aún con la bonhomía de Barack Obama pudiera aceptar un modelo de socialismo de siglo XXI como lo profesa el presidente Correa. HiIlary Clinton estuvo en abril en Ecuador y pronunció elogios a la situación ecuatoriana, sin embargo la coyuntura actual es complemente diferente.
La crisis económica mundial no cede, una guerra ad portas en Irán, un golpe estado incubándose en Pakistán, leyes draconianas en Estados Unidos y Europa para detener la inmigración, y un proceso acelerado de recuperación de la hegemonía de Estados Unidos en la región.
En un momento reciente, en medio de la crisis económica y el desprestigio de EEUU por tener a George W. Bush en la presidencia, con Venezuela, Ecuador, Bolivia, y hasta cierto punto Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay convertidos en agentes antagónicos a la supremacía estadounidense, parecía inconcebible que la potencia mayor que es Estados Unidos perdiera la supremacía en la región que es la columna vertebral de su dominio en el hemisferio occidental

Correa llegó al poder con mucha popularidad anunciando cambios, y con el tiempo surgió el proceso de la constituyente de reformar a la Constitución con un 80% de apoyo popular.

En la situación ecuatoriana de transformación constitucional, los poderes tradicionales representados por los partidos políticos han sido mermados pero no han sido derrotados. Es posible que este movimiento de tropas no sea más que esta parte de la civilidad acudiendo a las Fuerzas Armadas para hacer salir del poder a este “usurpador” encarnado en la figura del presidente Rafael Correa.
El presidente Rafael Correa fustigó agresivamente a la clase política tradicional. Un periodista ecuatoriano entrevistado afirma: “Correa ha insultado a los miembros de los paridos tradicionales que han manejado el poder por lo que han hecho con el país y le ha sido difícil dialogar con ellos porque las premisas son diferentes”.
Parece que estos grupos políticos le “estarían pasando la cuenta” a Correa, y que el tema de la rebaja salarial en el ejército sería el pretexto para una decisión ya tomada en varios niveles. No se descarta el intenso proceso de lobby por parte de Estados Unidos para sacarle una mascada mayor al populismo de izquierda instalado en la región según la lectura del análisis acoplado a los alineamientos tradicionales. La continuidad de la tesis de autonomía del Gobierno de Lula, con la más que probable elección de Dilma Roussef en Brasil, inquieta demasiado al poderoso “establishment” de la política exterior estadounidense, que Barack Obama, lamentablemente no ha podido contener con su aire fresco de una nueva política internacional; lejos de la supremacía tipo guerra fría.
Una fuente periodística contactada en un viaje que hice a Quito en marzo de este año, me informó entonces de la personalidad del Presidente Rafael Correa con un dejo de insatisfacción, producto de un antagonismo generado entre Correa y algunos medios; como siempre aquellos de mayor circulación e impacto en la opinión pública.
Nos dice: “El presidente Correa tiene carácter mesiánico, y arrastra el problema de no haber arribado al poder con un partido político. Se apoya en un grupo heterogéneo y cuando habla del socialismo del siglo 21 es un grupo amplio que lo apoya, pero no es un partido político con inserción en las masas. Sin embargo también es apoyado por grupos que no profesan estos ideales”.
El Ministro de Defensa Javier Ponce ha sido un brazo derecho en la administración de Rafael Correa y en la contención de los apetitos políticos de los militares ecuatorianos y al parecer en esta coyuntura su rol no ha tenido el peso esperado.
“Javier Ponce es un periodista y escritor, pero en el fondo es un excelente analista político” dice nuestra fuente. “Proviene de una familia de izquierda de clase alta y el presidente Correa lo llamó para que manejara su oficina como su jefe de gabinete y después lo nombra en la cartera de Defensa”, agrega.
El ministro Ponce es un punto muy oscuro en el mapa del Pentágono respecto a las figuras que no podían existir en la discusión del futuro diseño estratégico en la región. Para algunos sectores del militarismo es como un infiltrado. Aún así, el 23 de septiembre último se reunía con Robert Gate, el jefe del Pentágono. El izquierdismo de Javier Ponce le está significando un costo a la estrategia de Rafael Correa de introducir su modelo de socialismo de Siglo XXI.
Rafael Correa no ha podido armonizar las obvias necesidades de participación popular con las demandas de los grupos tradicionales del poder, léase: banca, industria y agencias de servicios asociadas al capital transnacional en las áreas como energía, petróleo y telecomunicaciones. En este desencuentro, este movimiento de tropas ha encontrado el contexto propicio para su pronunciamiento decisivo.
“Correa ha querido que lo aplaudan los medios y cuando comenzamos a decir ciertas cosas ya no le gustó”, nos dice nuestro interlocutor en marzo con visión profética.
Escuchaba y pensaba en el gobierno de Rafael Correa con una oposición encubierta en apariencia, pero intensa y apasionada para recuperar el poder que no habían perdido, pero que se les estaba escapando de las manos.
Los cambios que ha efectuado Rafael Correa en este corto tiempo, igual dejan la impronta que Ecuador no será nunca el mismo, y que las elites tradicionales deberían encontrar una forma de organización social más representativa y participativa, si es que desean seguir gobernando.
Lo que ocurre en Ecuador, es la vieja polarización de la Guerra Fría entre socialismo o capitalismo fascista, pero con el ropaje nuevo adocenado de las transnacionales que vulgarizan todo hasta el punto que trafican con el poder en repúblicas y estados hechos a medias, con partidos políticos colocados en sus libretas de salarios e imposiciones.
Ecuador ofrecía esa posibilidad bastante similar a la que planteaba Salvador Allende 43 años atrás; una apertura al poder del pueblo y al poder popular. Pero no. El cavernario capitalismo no puede. Es una estructura que en lo político es completamente irracional a la hora de contabilizar rentabilidad y sus leales soldados que golpean hasta masacrar.
Todo se hace bajo la pantomima de la libertad, mientras los medios de información masiva son financiados por las mismas transnacionales que han cometido esos genocidios y se apoderan de la única instancia donde los pobres pueden negociar: El Estado.
Fue Honduras, ahora es Ecuador, mañana será Bolivia, esperemos que no sea, o Venezuela, y cualquier manifestación de disidencia a este capitalismo tan tramposo, malo y caro como lo ilustraba el analista David Borizón. Cada vez más no hay que ser tímido respecto a la dicotomía: o socialismo o barbarie.

Se acabó el tiempo de los análisis para contemplar o morigerar el comentario, es el tiempo de las opciones.

2 octubre, 2010 Posted by | América Latina | Deja un comentario