noticiasdelfrente

Red Universitaria de Comunicación

>Los salarios crecieron, pero la inflación fue superior…

>Editorial

El INDEC informó que los salarios subieron en marzo el 1,43% respecto de febrero del presente año, y que dentro de este valor el sector privado registrado creció 1,62%, el no registrado 1,45% y el sector público, 0,9% (Ver cuadro).

Por su parte, distintas evaluadoras privadas señalaron que la inflación de abril trepó entre un 1,8% y un 2%, lo cual encendió una luz de alerta en el Gobierno dado que en dicho mes la variación estacional de precios es baja.

También trascendió que, con una inflación del orden del 25% anual, nuestro país se encuentra entre los primeros siete con mayor crecimiento de precios en el mundo; inmediatamente por debajo de Venezuela, pero por encima de Mozambique, Angola, Vietnam, Pakistán, Nigeria y Egipto, siendo dicho fenómeno el principal motor de la conflictividad laboral actual.

Precisamente, uno de los terrenos en los cuales más se advierte tal conflictividad es en el sector público (el de menor variación salarial relativa), en particular el docente, cuyos salarios crecen muy por detrás de los del sector privado, incluidos los trabajadores no registrados y, por supuesto, lejos de la escalada de precios.

Un análisis realizado por Josefina Ichaso referido a la conflictividad laboral desde 1980 hasta la fecha, muestra que “los docentes han realizado el 21% de los 13.415 sucesos registrados. Por lo tanto, de los últimos 32 años, el sector docente ha sido calificado como el más conflictivo de los 127 gremios analizados”. 1

1Josefina Ichaso. En el 2011 desciende el nivel de conflictividad del gremio docente. http://nuevamayoria.com/images/stories/celaforum/110414ConflLabDocentes.pdf

En este escenario, pese a las desmentidas, no es de extrañar que la Presidente le haya planteado a Hugo Yasky su preocupación por la inflación en curso.2 Precisamente, porque Yasky y su CTA resultan fundamentales para garantizar en este momento la paz social, planchando cualquier reclamo docente.

Otras centrales llamadas a jugar este triste papel son las federaciones docentes universitarias (CONADU, CONADUH y FEDUN), quienes tras firmar un acta salarial inconsulta borraron de su agenda todo plan de lucha hasta 2012. Es más, en el caso de Córdoba, donde ADIUC rechazó el mísero aumento otorgado, el Secretario general de CONADU, Carlos de Feo, quien originalmente pretendió ridiculizar las medidas de fuerza, tuvo que bajar mandatado por el Gobierno y el CIN a integrarse a la conciliación obligatoria dispuesta por el Ministerio de Trabajo para intentar convencer al gremio de base de que no era posible reclamar salarialmente.

Sin embargo, el problema de fondo sigue sin resolverse. La expansión monetaria contenida en la ley de presupuesto del presente año es una de las razones fundamentales del proceso inflacionario en curso. Efectivamente, el Banco Central está produciendo durante 2011 el mayor incremento de la oferta monetaria desde 2006 en un intento por mantener bajos los tipos de interés locales. Así, desde diciembre de 2010, nuestro país aumentó su oferta monetaria interanual en un 28%, emitiendo moneda para que se puedan mantener los tipos de interés y el ritmo de crecimiento pero, también, empujando hasta límites impensados la inflación en curso, lo cual ocasiona un evidente deterioro de los míseros sueldos existentes.

¿Será exclusividad de ADIUC u otros gremios desafiarán el techo salarial acordado por la burocracia sindical con el Gobierno y los Rectores?

La inflación en curso y la enorme presión tributaria sobre los bolsillos de los trabajadores proponen un escenario distinto al de la “anhelada” paz social. ¿Qué tendencia prevalecerá?


Eduardo Maturano
Sec. Gral. de ADIUC

2 Yasky dice que no dijo que la inflación preocupa a Cristina. Clarín 8 de mayo de 2011.

Anuncios

10 mayo, 2011 Posted by | Editorial | Deja un comentario

>"Paros en soledad"

>

Editorial

Un grupo de padres de alumnos de la Escuela Manuel Belgrano de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) insiste en criticar los “paros en soledad” de los docentes del establecimiento pretendiendo, de este modo, cuestionar la legitimidad de las medidas de fuerza ya que éstas, pareciera ser, sólo serían válidas si se aplicasen en un contexto más amplio.

Algo similar ocurre con el planteo realizado por los integrantes de una lista oficialista apoyada por las autoridades rectorales de la UNC y la conducción de CONADU (autoproclamada como “alternativa a la conducción de ADIUC”) quienes, tras tildar de autista a la actual dirección gremial, no han dudado (al igual que el grupo de padres) en cuestionar los “paros en soledad” impulsados por ADIUC.
El epíteto y la valoración no sorprenden. Se trata de sectores dispuestos a militar contra los paros y la lucha docente. Tampoco es nueva la pretensión descalificadora. Año tras año insisten con el mismo argumento. No es casualidad que estos mismos sectores fueron los que en 2005 votaron la suspensión del plan de lucha.
Además de ser una idea absurda: la de aceptar los paros sólo cuando los decida CONADU (Federación que en la actualidad depende del jefe del cuartel de bomberos, Carlos De Feo), la pretensión resulta falaz. ¿Por qué las asociaciones gremiales de primer grado, con plena autonomía, deberían privarse del ejercicio democrático de la libertad sindical a la hora de decidir sus medidas de fuerza? ¿Porque las autoridades y su grupo de padres “ad hoc” así lo quieren?.
Esta discusión ha sido llevada acabo hasta el hartazgo en el propio Plenario de Secretarios Generales de CONADU, donde algunos de sus miembros, en especial la Secretaria del Gremio de La Plata, ha insistido en que los sindicatos de la minoría deben respetar la inmovilidad decretada a perpetuidad por la mayoría de la federación. Sin embargo, eso que resulta válido para la acción conjunta de una asociación de segundo grado (en este caso CONADU), resulta inaplicable para los gremios de base, precisamente porque gozan de autonomía y porque, fundamentalmente, se trata no de un plan de acción sino de inacción.
Por esas vueltas de la política, abandonada a su suerte por sus socios del Gobierno, la burocracia sindical está hoy pidiendo paros y, para ello, acude a la “soledad” de los autistas. La pregunta necesaria es, nuevamente, por qué. Y la respuesta es simplemente que, la minoría, es decir el Frente Gremial, es quien puede garantizar por coherencia y contundencia los paros hasta hace unos días cuestionados.
¿Qué busca la burocracia? Reencontrase. Volver a la mesa de amigos, hacer sus consabidos números y no boyar a la deriva abandonada por el Gobierno. En su soledad, carente de brújula, la burocracia cayó en el ridículo de pensar y pretender que el Frente Regional y otros gremios en lucha sean su tabla de salvación, lo cual no ha hecho más que demostrar su falta de códigos y su carencia de patria. La BUROCRACIA con MAYÚSCULAS, la de Hugo Moyano poniéndole techo a toda negociación salarial, se ha convertido en su peor imagen.
Los gremios combativos tenemos hoy una gran oportunidad, no sólo la de masificar la lucha contra la política salarial del Gobierno, sino la de enfrentar y derrotar a quienes durante años aseguraron la paz social para que ésta fuera posible: los retoños de Anahí Fernández hoy en la conducción de CONADU.

8 abril, 2011 Posted by | Editorial | Deja un comentario

>Hasta el Gobierno rechaza la oferta…

>

Editorial l Ahora, también paran CONADU y CONADUH

Por cuerda separada y tras haber aceptado la oferta salarial del Gobierno -que fuera rechazada por insuficiente por distintas asambleas docentes-, tanto CONADU como CONADU Histórica decidieron convocar a paros de 24 hs. en reclamo de una instancia en la cual firmar el acuerdo.

Las razones por las cuales la patronal desertó de la negociación no han sido dadas a conocer, pero no hay mucho que especular a la luz del techo salarial en cuotas del 24% y el piso al Impuesto a las Ganancias acordado por Cristina Fernández y Hugo Moyano, razón por la cual el acuerdo a alcanzar caería por su propio peso o, para ser más precisos, por el peso de los “gordos de la CGT”.
Un dato que abona tal hipótesis es la posición del amigo de Hugo Moyano, el Secretario General de FEDUN, Daniel Ricci, quien en medio de las negociaciones dijo que “el 27% acordado generaría problemas al Gobierno porque éste tendría que reabrir las paritarias con CTERA quien en su momento obtuvo el 25%”. Es decir, más papista que Cristina.
Frente a este escenario y pretendiendo eludir el ridículo, las conducciones de las principales federaciones no han tenido otra ocurrencia que llamar a sendos paros: CONADUH el lunes 4 y CONADU el martes 5 de abril, respectivamente. ¿Los motivos? Idénticos: reclamar firmar antes que el Gobierno regrese sobre sus propios pasos e intente ajustar la negociación a la horma de los “Hugos” (Yasky y Moyano).
El drama de este sainete montado entre el Gobierno, el CIN y la burocracia sindical son los propios docentes quienes, por ahora, no recibirán ningún aumento.
Nos preguntamos: ¿qué habrá aplaudido anoche en Córdoba el oficialismo ligado a Carlos De Feo y la Rectora de la UNC en la fiesta de lanzamiento del denominado “espacio alternativo a la conducción de ADIUC”? ¿Acaso las palmas habrán sido para la entrega y el supuesto fin de los paros en demanda de una verdadera recomposición salarial?.
Eduardo Maturano
Secretario General de ADIUC

2 abril, 2011 Posted by | ADIUC, Editorial, Salarial | Deja un comentario

>Tras la escena educativa

>Editorial | Oligarquía oligopólica


La reforma educativa de Córdoba representa un claro ejemplo del contenido de las políticas públicas en la materia; claramente entrelazadas a los intereses de las grandes empresas y a los organismos de nacionales e internacionales de financiamiento.

Los vericuetos de la innovación educativa impulsada por el gobierno provincial de Córdoba son inconmensurables. En lo legal, la reforma resulta de la adecuación de la Ley 8113 a la Ley de Educación Nacional, algo que necesariamente deben llevar adelante todas las jurisdicciones provinciales. Estatalmente, el proyecto se inscribe en lo que el Gobernador Juan Schiaretti ha denominado “una política de Estado” capaz de trascender los gobiernos de turno, incluido el suyo. En la faz económica, simplemente un contrato con las prioridades imperantes. Todo formulado con una retórica sorprendentemente “naif”.

Sin embargo, tal ingenuidad debe valorarse a la luz de los intereses que subyacen a una norma que ha provocado, más allá de tales “buenas intenciones”, apoyos pacatos de un lado, y miles de expresiones de rechazo, en particular del movimiento estudiantil, del otro. Algo que ha inquietado a la primera línea del gobierno, quien, a través del propio Gobernador se encargó de descalificar las críticas tildando a sus mentores de “fascistas” y “pro oligarcas”. De este modo, se pretendió cerrar un debate que, en verdad, nunca se quiso. Una fórmula, la del macartismo, muchas veces exitosa a la hora de descalificar a los adversarios sin dar la discusión necesaria, es decir, una falacia.

Tal vez por razones de pura empatía, las autoridades de la UNC aplicaron la misma fórmula. Esto es: apoyaron la reforma, negaron el debate, ensayaron objeciones a la hora de justificar lo actuado y, finalmente, repudiaron y descalificaron a los adversarios.

¿Qué se defiende con tanta vehemencia?
Algo poco considerado en este proceso es la presencia del Consejo para la Planificación Estratégica de Córdoba (COPEC), un organismo encargado de trazar la hoja de ruta del Gobierno provincial en términos estratégicos.

La participación del COPEC en materia educativa quedó evidenciada el 14 de mayo del corriente año cuando fue elaborado un consenso denominado “Compromiso por la Educación” del cual participaron Carlos Caserio (PJ), Luis Juez (Frente Cívico), Oscar Aguad (UCR), Omar Ruiz (Coalición Cívica) y Eduardo García (Partido Socialista), además de miembros del Gobierno, la UEPC y representantes empresariales.

Según este Consejo el documento que dio luz verde a la reforma “fue promovido por el COPEC, que desde su constitución como ente autárquico, trabaja en la conformación de una Agenda Educativa en la provincia. “

El día del anunció de envío del proyecto de reforma educativa a la Legislatura, cuando Schiaretti llamó “pro oligarcas” a los estudiantes opositores, el COPEC estuvo presente a través de la palabra de Manuel San Pedro. Conocido asesor con vínculos más que aceitados con la UNC en escenarios tales como los SRT y el Polo Biotecnológico que alienta la Rectora Carolina Scotto.

El currículum de San Pedro publicado en Internet da cuenta de cuan interesado por los pobres y la educación pública puede estar este asesor, oriundo del riñón de los monopolios (ver cuadro).

No menos significativos en materia educativa son el resto de los integrantes del COPEC: Daniel Zovatto, gestor de recursos (endeudamiento) con los Estados Unidos, la Unión Europea y entidades financieras como el BID y el Banco Mundial; Carlos Vido Kesman, presidente del Instituto de Estudios Económicos sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IEERAL) de la Fundación Mediterránea; Jorge Jaimez, ex Rector de la Universidad Empresarial Siglo 21 y asesor corporativo de Arcor S.A., Provencred, Citigroup, Mc. Donalds, EDASA (Coca Cola), Corcemar S.A., Libertad, Radio Mitre y Canal 12 (Grupo Clarín), Banco de Tierra del Fuego, Supermercados Disco, Cliba S.A., Comarce S.A., etc., y Hugo Juri, puente articulador perfecto entre el Gobernador Schiaretti, la Rectora Scotto y la Embajada norteamericana.

Entonces: ¿dónde están los “pro oligarcas” de esta historia?. Quizás, en un intento por justificar tanta infamia, nuestros funcionarios, quienes nos repudian por decir estas cosas y pretenden que pidamos disculpas y nos retractemos, aduzcan que todos estos personajes han devenido en filántropos de la educación, sin embargo, un acto de servicio de los tantos realizados habrá de disipar cualquier duda. Se trata del Convenio Marco de Colaboración 2010 para el Desarrollo de Proyectos Conjuntos de Formación, Investigación y Asistencia entre el COPEC, la Fundación Mediterránea y el IERAL, el cual, entre otros objetivos, busca:

 a) Instaurar “la colaboración y cooperación inter – institucional en materia de formación, investigación y asistencia técnica tendiente a la realización de propuestas estratégicas, desarrollo de herramientas prospectivas e informes técnicos destinados a ofrecer fundamentos científicos y técnicos para el contenido de las Políticas de Estado”.

b) “Establecer mecanismos de consulta permanente entre las partes, con el objetivo de identificar espacios de fortalecimiento institucional sobre los que se pueda intervenir desde la formación, la capacitación, la investigación y la asistencia técnica”.

c) “Establecer consultas técnicas amplias y sistemáticas con expertos, investigadores, organismos e instituciones políticas, sociales, sindicales, productivas, científicas y universitarias, provinciales, nacionales e internacionales”.

d) “Alentar la cooperación público-privada y la vinculación científico-técnica con los diversos actores políticos, económicos y sociales de la Provincia y promover el intercambio de conocimientos y experiencias a través de seminarios, jornadas, talleres y congresos”.

e) “Colaborar en la búsqueda conjunta de financiamiento nacional e internacional, cuando ello resulte necesario para el desarrollo de proyectos de investigación, capacitación u otros programas.”

¿Será posible lograr tales objetivos sin la mansa concurrencia de la UNC y el Gobierno provincial?
Sin lugar a dudas, el caso Córdoba (Provincia – Universidad) muestra que la reforma educativa debe ser debatida tanto por lo que dicen las leyes y como por lo que éstas ocultan.

Eduardo Maturano
Sec. Gral. de ADIUC

http://static.issuu.com/webembed/viewers/style1/v1/IssuuViewer.swf

Manuel San Pedro

CURRICULUM

  • Vicepresidente del COPEC. Consejo para la Planificación Estratégica de la Provincia de Córdoba. Desde 2009.
  • Coordinador del G6 (Grupo de 6 Entidades Empresarias de Córdoba) -Unión Industrial de Córdoba, Bolsa de Comercio, Cámara de Comercio Exterior, Federación Comercial de la Provincia de Córdoba -FEDECOM-, Delegación Córdoba de la Cámara Argentina de la Construcción y Cámara de Comercio de la Ciudad de Córdoba- desde 2009.
  • Gerente Corporativo de Innovación Grupo ARCOR desde 2006 (recientemente renunciado para pasar a desempeñarse en el BID).
  • Presidente de UVITEC, la Unidad de Vinculación Tecnológica Córdoba conformada por la Unión Industrial, la Cámara de Comercio Exterior y la Bolsa de Comercio de Córdoba, desde 2007.
  • Miembro del Comité Ejecutivo del Consejo Asesor en Vinculación e Innovación Tecnológica (CAVIT) del Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Provincia de Córdoba, desde 2008.
  • Fundador y Director Ejecutivo del Cluster Córdoba Technology. Conformado por las principales empresas cordobesas del sector informático. Años 2000/4.
  • Miembro Mesa Directiva de la Bolsa de Comercio de Córdoba, desde 1998.
  • Miembro Consejo Académico de la Especialización en Gestión Tecnológica – Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Córdoba, desde 2009.
  • Vicerrector Académico y de Investigación. Universidad Empresarial Siglo 21. Años 2003/2007.
  • Co-Director del Programa de Investigación Monitor de Expectativas Económicas con el Lic. Nadín Argañaraz (Presidente del IERAL de Fundación Mediterránea). Años 2002/05.

12 noviembre, 2010 Posted by | Editorial | Deja un comentario

>Un presente que reclama mayor unidad docente – estudiantil

>Editorial

Por David Dib / Sec. Adjunto ADIUC

La espiral ascendente de lucha de la comunidad educativa, conjugado con su calidad, marca que es necesario detenerse a pensar en ciertos aspectos claves del tiempo presente. Se trata del papel y la situación de los gremios docentes universitarios.

¿Será posible que éstos logren un triunfo político que les permita satisfacer sus reivindicaciones históricas y, junto a ellas, abrir paso a una Universidad diferente?

Dadas las actuales condiciones de ascenso de los estudiantes (principales aliados del movimiento docente) a la escena política, tal posibilidad se torna realizable. La identidad de los pliegos de reclamos que presentan tanto secundarios como universitarios y la fisonomía que toman los acometimientos existentes, así lo perfilan.

Sin embargo, observando la situación por la que atraviesan los gremios docentes universitarios, divididos en varias federaciones, con sectores burocráticos que tiran a la retranca y son un lastre para avanzar en la conquista de las reivindicaciones básicas, tal posibilidad de transformación de la vida universitaria se ve enturbiada.

En ese contexto, la construcción del espacio regional integrado por los gremios docentes de las Universidades de Río IV, San Luís, Rosario, Villa María y Córdoba, aparece como un contrapeso significativo aunque, todavía, no determinante a la hora de la pelea.

La corta pero rica historia de este sector y su compromiso con la lucha, viene siendo un factor importante en el contexto nacional al impulsar el debate y ampliar las fronteras a todos los sectores que se involucren en la necesidad de alcanzar mejores condiciones de trabajo en una Universidad popular. Por eso, es necesario reconocer que ahora es el momento de consolidar las líneas generales de esta corriente y buscar los caminos de la unidad, tanto de los trabajadores docentes como de estos con el movimiento estudiantil en ascenso.

En el seno del sector docente es necesario lograr acuerdos referidos a reclamos básicos y, con ellos, un plan de lucha coordinado que permita lograr un nivel de confrontación superior al actual. En tal sentido, resulta fundamental lograr alianzas con todos los gremios de base de todas las federaciones en busca de superar la división existente. Para ello, es importante apuntalar las direcciones sindicales que dan pelea electoral contra los representantes de la burocracia y de la patronal (como Río Cuarto y San Luis), y avanzar en la discusión con quienes comulguen la necesidad de lograr condiciones de trabajo dignas en las Universidades Nacionales.

Hacia el movimiento estudiantil valen todos los esfuerzos por alcanzar acuerdos para luchar en conjunto, ubicando las reivindicaciones que unen por encima de todo. Luchar por mayor presupuesto, condiciones y medio ambiente de trabajo y estudio dignas, derogación de la LES. Objetivos todos comunes, cercanos y posibles.
Para ello se torna imprescindible en el corto plazo discutir una estrategia de unidad que desde la Regional ofrezca al conjunto de los trabajadores docentes, no docentes y los propios estudiantes un plan de lucha común y en todos los frentes.

A partir de aquí, con la presencia del movimiento estudiantil y el rol combativo de la Regional, a veces en soledad y otras en unidad con la mayoría de los gremios docentes del país, sonará posible alcanzar una victoria que dignifique las condiciones de trabajo y estudio universitario y permita avanzar en la conquista de una educación superior democrática, popular, emancipadora y latinoamericana.

16 octubre, 2010 Posted by | Editorial | Deja un comentario

>La necesaria unidad de los sectores en lucha

>Por la consolidación de un movimiento docente-estudiantil popular y emancipador
Por Lic. Gustavo Brufman – COAD

Frente a la crisis instalada en la conducción y cuando aún distan de apagarse los ecos de la disputa por la hegemonía y dirección de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), lo cual sin dudas ha significado uno de los hechos más relevantes de la historia reciente del movimiento obrero organizado, nos cabe cuanto menos, como docentes universitarios, reubicar y fortalecer nuestro rol de trabajadores recuperando el sentido no de meros académicos, sino de intelectuales críticos de carácter orgánico. Y esto ya no podrá ser pensado como apoyo teórico, político y científico de una suma de individualidades que se expresan a nivel superestructural “desde la academia”, sino todo lo contrario. Desde el fortalecimiento de un sujeto colectivo con raigambre sindical que debe actuar como parte constitutiva del proceso de lucha en la autoformación y redefinición del sentido emancipador.

Nuestras reivindicaciones laborales y salariales van necesariamente atadas a un nuevo tipo de vínculo orgánico con el conjunto de los asalariados y a una indispensable refundación de los sistemas de comunicación y solidaridad internos en el ámbito de la educación superior, rompiendo con esta “Universidad de flujos” sin sujeto, que caracteriza el actual proceso del trabajo docente universitario. Situación que, además, se expresa en una dirigencia sindical marginal, burocratizada, fragmentada y funcional a las políticas del gobierno y los Rectores, haciéndole perder centralidad al papel que como trabajador de la universidad pública le cabe a todo docente e investigador para aportar al proceso de construcción colectiva de un movimiento popular. Las iniciativas a converger, impulsadas por las asociaciones de base en conflicto y en demanda de la reapertura de la Mesa Salarial, como así también la participación en la Marcha Nacional Educativa junto al movimiento estudiantil secundario y universitario, constituyen un jalón importante del proceso político reciente. Sin embargo, es indispensable un sostén más permanente mediante formas de acción cotidianas que no queden frenadas o desactivadas por las dificultades que portan nuestras asociaciones sindicales docentes. Se necesita acompañar la voluntad de pelea con la elaboración, en áreas puntuales y específicas de la Universidad, de programas de acción, estudio y producción ligados a los núcleos duros de los conflictos laborales inherentes a la presente etapa.

Nuestro aporte militante
Como Regional docentes, hemos lanzado un desafío profundo a la Universidad que reduce todo a problemas de gestión desde una perspectiva tecnocrático-administrativista que, a la vez de pretender gerenciar empresarialmente partidas para un conocimiento transnacionalizado y mercantilizado, mira para otro lado cuando se pone en evidencia el carácter endeble del ambiente de trabajo y estudio y la condición precaria de la inmensa mayoría de los docentes con sus dedicaciones más bajas, minando además la tutela sindical de los que luchan y desactivando las paritarias locales para diluir la posibilidad concreta de alcanzar convenios colectivos que protejan y amparen al trabajador docente universitario.

En este contexto, nuestra Regional integrada por los gremios de Río Cuarto, Córdoba, San Luis, Rosario y Villa María, ha mostrado su potencialidad y perspectiva instalándose como un horizonte posible y necesario para el conjunto de los trabajadores docentes respetando sus pertenencias federativas y avanzando, cada vez, en mayores niveles de unidad en la lucha. La negativa de CONADU a incorporar al nuevo gremio docente de la Universidad de Villa María (UDIUVIMA), no tiene otra explicación que la discriminación y proscripción, más que por haberse posicionado dicha asociación junto a este espacio sindical, por emerger combativa del seno de la Universidad del actual presidente del CIN, el Rector kirchnerista y miembro del Opus Dei, Martín Gil, implicando un nuevo frente de conflicto entre la Federación (Carlos De Feo y cía.) y dicho aliado político partidario.

Pese a todo, no hay razón estatutaria que otorgue fundamento a semejante decisión. Y en esa lógica, la sanción a las asociaciones que hemos respetado nuestros mandatos de base en el momento más álgido de la escalada inflacionaria y su impacto en el poder adquisitivo del salario en un contexto de fuertes debates y contradicciones, representa la muestra más clara de una decisión pretendidamente disciplinadora que es la contracara de la propia debilidad de los enjuiciadores, más allá de la mayoría numérica de sus representaciones. Está claro que aún en las organizaciones que se presentan como las formas más democráticas en el respeto a la libertad sindical se ponen en marcha operaciones políticas que las niegan, mostrando el arrastre de las peores formas de un sindicalismo que rehúsa discutir llanamente y de cara a la sociedad y los trabajadores en particular. Se trata de expresiones de poder y de una cultura política que ha colonizado nuestro sistema de acción y pensamiento para reproducirse a sí mismo en sus lugares de conducción.

La arena concreta 

Diferentes asociaciones gremiales y otros compañeros que no están al frente de sus sindicatos, estamos dispuestos a dar esa batalla por un movimiento docente universitario de carácter popular, emancipador y latinoamericanista. Está en juego la valoración de nuestro trabajo y nuestra condición de docentes e investigadores universitarios. Durante el presente Congreso Ordinario de nuestra Federación (ver nota) reunido este 1 y 2 de octubre en Corrientes, deberá elegirse la nueva Mesa Ejecutiva, y sin que se avizoren mayores cambios en la distribución de cargos respecto a las dos listas oficializadas, nuestro FRENTE DE RECUPERACIÓN GREMIAL ratificará su mandato y perspectiva de pelea.

Es la misma lucha por una Ley de Educación Superior que implique, claramente, un corte, una ruptura en el proceso de mercantilización y enajenación del conocimiento. Pero esto no se logrará con meras declaraciones ni, simplemente, en mesas de negociación, sino construyendo desde un paradigma basado en el protagonismo colectivo puesto en juego en el corazón de cada conflicto universitario. También importan otros escenarios como el de los estudiantes en las movilizaciones y tomas de Facultades y Colegios de la UBA o de Córdoba, o del ENEOB (Espacio Nacional de Estudiantes de Organizaciones de Base) quien para el 22 de octubre, ha convocado junto a Centros y Federaciones a un nuevo Encuentro Universitario: “De la reflexión a la acción política”, en línea con la Universidad que postulamos.

Nuestra lucha deberá agotar esfuerzos por ocupar todos los espacios públicos e iniciativas colectivas que como éstas, nos acerquen a potenciar y refundar la Universidad pública. Una vez más reafirmamos que:
“A 200 años de la Revolución de Mayo, sin presupuesto para salud, educación y seguridad social, no habrá soberanía ni independencia”.

FRENTE DE RECUPERACIÓN GREMIAL
en CONADU

1 octubre, 2010 Posted by | Editorial | Deja un comentario