noticiasdelfrente

Red Universitaria de Comunicación

>Preservar el dominio público

>CyT | La disputa por el conocimiento

Por Valeria Arza (*)

El cambio tecnológico no es unidireccional; existen diversos senderos que se pueden explorar y múltiples formas de explotación y apropiación del conocimiento que se genera. De la misma manera, también existe un abanico de posibilidades para el diseño de la política en ciencia y tecnología (CyT). Por ejemplo, se pueden promover las actividades de innovación de empresas grandes preestablecidas (el modelo coreano) o el desarrollo de empresas emergentes o pequeñas de base tecnológica (el modelo del Silicon Valley, en Estados Unidos); atraer mediante incentivos fiscales a subsidiarias de transnacionales, o utilizar esos recursos para fomentar la innovación de las de capital nacional; aumentar la competencia internacional para generar el desafío de profundizar estrategias innovativas en empresas locales o, en cambio, asegurar un período de protección comercial para que ellas mejoren sus posibilidades de supervivencia en ambientes competitivos, etc. Cada una de estas opciones, que pueden ser defendidas desde distintos argumentos académicos, en los hechos terminarán favoreciendo más a algunos grupos más que a otros.

El diseño de la política en CyT es el resultado de un proceso de negociación entre las partes implicadas. Así, los actores que detenten mayor poder de negociación tendrán una influencia superior a la hora de hacer valer sus intereses y plasmarlos en la agenda política en CyT. A su vez, no se trata sólo de actores del país: la agenda política debe alinearse a los acuerdos internacionales que subscribe el gobierno. Por tanto, recibe también presiones de actores internacionales que restringen severamente su margen de maniobra.

A fin de asegurar una distribución más equitativa y sustentable de los beneficios de la innovación tecnológica, los países tienen por delante el desafío de democratizar el diseño de sus agendas en CyT, debatiendo abiertamente las direcciones del cambio tecnológico que se deseen promover.

En Argentina, la mayor visibilidad de las políticas de CyT, especialmente desde la creación del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva en 2007, constituye una oportunidad para emprender estos debates en diálogo con otros países en desarrollo. En particular, es de vital importancia reflexionar acerca de la necesidad de preservar el conocimiento científico en el dominio público. Si bien la innovación tecnológica ocurre fundamentalmente dentro del ámbito privado, para innovar las empresas dependen fuertemente de su entorno: el aprendizaje y la innovación son procesos interactivos que requieren de un intenso intercambio de conocimiento. Son numerosos los ejemplos de innovaciones emprendidas por empresas privadas que para concretarse se valieron del acervo público de conocimiento.

Sin embargo, en los últimos años ha aumentado la amenaza de una apropiación privada del conocimiento en CyT. Por un lado, como resultado de presiones nacionales e internacionales por una mayor protección de la propiedad intelectual. Por el otro, como consecuencia de una promoción más intensa de las vinculaciones entre actores públicos y privados. Si bien estas vinculaciones resultan beneficiosas para dinamizar la innovación, también conllevan riesgos. Resaltamos dos relacionados con la privatización de la investigación pública en CyT. Primero, las empresas suelen requerir protección intelectual, ya sea mediante patentes o secreto, de los resultados de las innovaciones que se produzcan en el contexto de la vinculación. Esto afecta el potencial creativo de los esfuerzos públicos actuales en CyT –ya que restringiendo el acceso se limita la producción futura de conocimiento-. Segundo, existe el riesgo, especialmente ante las restricciones presupuestarias que enfrentan los organismos públicos de investigación, de que las vinculaciones orienten la agenda de investigación pública hacia áreas favorables a los intereses del sector privado que pueden no coincidir con las socialmente deseables.

En suma, la política en CyT enfrenta el desafío de democratizar tanto la discusión sobre la direccionalidad del cambio tecnológico, como la negociación de una agenda en CyT. Los senderos de cambio tecnológico son múltiples y sus consecuencias no se pueden predecir con certeza. Por eso, también para el éxito de este proceso de democratización, es necesario preservar en el dominio público el conocimiento que produzcan las acciones en CyT a fin de monitorear permanentemente su impacto.

(*) Investigadora Conicet-Cenit (UBA)

10 mayo, 2011 Posted by | internacionales universidad | Deja un comentario

>Policías y militares reprimen a profesores y estudiantes

>

<!–[if !mso]> st1\:*{behavior:url(#ieooui) } <![endif]–>
Honduras | Contra la privatización de la educación pública
[28.03.11] Esa es la respuesta dada a las manifestaciones de alumnos y profesores hondureños que luchan contra la privatización de la educación pública en Honduras. Las movilizaciones de este mes terminaron con la muerte de una profesora, decenas de heridos y por lo menos 20 educadores/as presos/as. La mañana del 28 de marzo se caracterizó por una nueva ola de violencia. Esta vez contra el pueblo garífuna, que realizaba acciones en apoyo a las manifestaciones de los profesores y de la población hondureña en resistencia.
Las protestas del pueblo garífuna tampoco fueron inmunes a la violencia policial. Informaciones indican que hoy a la mañana policías desalojaron violentamente las movilizaciones pacíficas que la población realizaba contra la represión cometida contra profesores y hondureños en resistencia. Además de apoyar las manifestaciones hondureñas, los garífuna también pedían respeto por los territorios ancestrales y de la comunidad de Triunfo de la Cruz.
La acción policial del 28 terminó con la agresión y detención de Mirian Miranda, identificada como líder garífuna. De acuerdo con noticias de defensoresenlinea.com, Mirian está en una cela policial en Tela, en el departamento de Atlántida.
Ya hace más de tres semanas que docentes y policías hondureños se enfrentan en manifestaciones por el respeto de los derechos de los/as profesores/as y contra la privatización de la educación pública. El viernes pasado (25 de marzo), una decisión judicial envió a 20 profesores a las prisiones hondureñas. Los 15 profesores detenidos fueron a la Penitenciaría Nacional mientras que las cinco profesoras fueron a la Cárcel de Mujeres.
Los/as 20 docentes fueron acusados/as de delitos por participación en manifestaciones ilícitas y, según informaciones de defensoresenlinea.com, el juez responsable del caso “ni siquiera abrió los sobres que contenían la información documental sobre los arraigos de los y las imputadas, sino que se limitó a dar por cierto lo que la policía y la fiscalía señalaron como delitos Asociación Ilícita, Daños a la Propiedad, Sedición, sin tener pruebas contundentes”.
Estos no fueron los únicos casos de represión ocurridos durante las manifestaciones de los profesionales de la educación. La semana pasada, policías entraron en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah) y lanzaron bombas lacrimógenas contra profesores, estudiantes, trabajadores y familiares de alumnos que estaban en el lugar.
En respuesta, los damnificados arrojaron botellas y piedras para defenderse de los ataques cometidos por policías y militares que estaban con la cara cubierta. La acción dio como resultado 36 personas heridas y la detención del estudiante Gilberto Valladares.
El pasado 18 de marzo una represión parecida interrumpió la vida de la profesora Ilse Ivania Velásquez, quien, después de ser afectada por una bomba lacrimógena, cayó al suelo y fue atropellada por un auto que intentaba salir de la confrontación y no vio a la docente a causa de la nube de gas. El episodio sucedió durante la acción policial contra manifestaciones de docentes en las proximidades del Instituto de Previsión de Magisterio (Inprema).
Fuente: ADITAL – Noticias de América Latina y Caribe

2 abril, 2011 Posted by | América Latina, internacionales universidad, Universidad y Sociedad | Deja un comentario

>Estudiantes europeos contra los recortes

>

Reino Unido e Italia | Lucha universitaria

Por Gorka Larrabeiti

En la foto de arriba estamos en Roma. Peligrosos activistas armados con escudos de corcho con los títulos de clásicos de la literatura universal van camino del Senado para “asediarlo”, según los medios de comunicación más importantes. Que la manifestación de 3.000 estudiantes de las universidades romanas se dirigiera al Senado, contra el que lanzaron huevos, ha sido calificado por el Presidente del Senado como una “vil agresión” o como un “acto de violencia”. Según se ve, tres minutos -tres- de asedio causan mucho miedo en las altas esferas.


Los estudiantes han comprendido que para que alguien les escuche, o dan espectáculo, o dan espectáculo. De no hacerlo, la trágica situación que vive la Universidad italiana no es noticia. Gennaro Carotenuto, que enseña en la Universidad pública, explica que la oferta formativa de las universidades italianas se ha sostenido en todos estos años en gran parte (más de un tercio) gracias al trabajo de una masa de investigadores integrados (24.000) o no integrados (se habla de al menos 40.000 personas de entre 30 y 40 años). Sobre sus espaldas se ha apoyado la actividad didáctica. Gratis o con pagas simbólicas. 10.000 investigadores se negaron este año a seguir desempeñando tareas didácticas para acabar con la hipocresía que mantiene un sistema que pretende acabar con las esperanzas no ya de una sino de dos generaciones.

En Roma, Pisa, Palermo, Turín, Perugia los estudiantes que pelean contra el decreto ley de la ministra de Educación, Mariastella Gelmini, demostraron haber aprendido la lección de los trabajadores y los inmigrantes: se subieron a los  tejados y ocuparon edificios y fueron noticia. Se pretenden recortar los fondos para la Universidad pública  para aumentar los destinados a la Universidad privada. Ayer el Parlamento no aprobó el decreto ley: una prueba más de la fractura de la aplastante mayoría parlamentaria de la que gozaba Berlusconi. Uno de los eslóganes de los manifestantes de ayer retrataba bien la realidad: “Nosotros seremos precarios: el gobierno lo es más”. La propaganda de Palacio le dice a una generación con un oscuro futuro que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades arrebatándoles medios de los que las generaciones anteriores disfrutaron. El 17 de noviembre protestó el mundo de los institutos y las escuelas. Salieron 200.000 personas a la calle. Irrumpieron en el territorio del poder intocable: el Senado, Palazzo Grazioli (residencia de Berlusconi) o Piazza Montecitorio (plaza del Parlamento). Y el líder del Partido Democrático tuvo que subir a sacarse esta foto de la izquierda en un tejado ocupado por investigadores de la Universidad de Roma “La Sapienza”.


Mientras tanto, en Londres miles de estudiantes universitarios y de bachillerato volvían a las calles para protestar contra los recortes. Las tasas universitarias han aumentado hasta 9.000 libras esterlinas (10.658€). Los esperaba la Policía, que no debía permitir otro asalto espectacular a otro centro de poder, como ocurrió cuando su protesta tocó físicamente la sede del Partido Conservador. La Policía acorraló una manifestación pacífica. Grupos especiales de Inteligencia de las fuerzas de seguridad detuvieron a “extremistas domésticos”. Desde el gobierno criminalizan la protesta, aconsejan a los medios que no la alimenten con “el oxígeno de la publicidad”. Sin embargo, los activistas reaccionan en consecuencia: levantó escándalo que en el sitio Fitwatch se dieran consejos sobre cómo actuar durante la protesta: ponte una máscara, no saques fotos que luego puedan ser empleadas contra ti; no lleves documentación ni agendas que puedan identificarte… En Sheffield, Bristol, Liverpool o Manchester chicos de 13 o 14 años salieron a la calle para apropiarse del presente y arrancar el futuro de la manos del Estado. Un Estado depredador que en Letonia como en Irlanda, Francia, Islandia, Rumania, Portugal o España da a entender a sus ciudadanos que se acabó el Estado social. Poco pueden hacer los ciudadanos contra una decisión que les cae de arriba e hipoteca su futuro si demuestran su disconformidad por separado. Pero los estudiantes europeos están demostrando tener clarísimo que el futuro está aquí, que es suyo y se decide ahora: por eso hoy, en Roma como en Londres, liberan a la Política secuestrada, la sacan fuera de los Palacios y siguen luchando.

Fuente: Rebelión
La publicación ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes

25 noviembre, 2010 Posted by | internacionales universidad | Deja un comentario